UN EVENTO COMO SOLUCIÓN A LA TRISTEZA DE ENERO.

Que levante la mano aquel a quien le está costado Dios y ayuda volver al trabajo tras el parón navideño. ¿Verdad?  No se engañen, los buenos propósitos del año nuevo normalmente se disuelven más rápido que “dos peces de hielo en un whisky on the rocks” y dentro de nada (si no es ya) muchos de ustedes estarán buscando desesperadamente una fuente de energía y motivación para enfrentarse a la rutina de la jornada laboral.

 

Resultado de imagen de i hate mondays

¿Cómo es posible que hace un segundo estuviéramos quemando la pista de baile y ahora estemos guardando el lentejuelismo en el armario y que los brindis sean con el infumable café de la máquina? Seamos sinceros, enero es duro. Muy duro. Pero I Love Protocolo les trae aquí una solución para que el aterrizaje en el nuevo año, la vuelta a la realidad tras el fiestón navideño, sea un poco más amable.

Es una tendencia en eventos importada directamente desde Londres y propone irse de fiesta antes de ir a trabajar. Si, lo sé. Muchos de nosotros ya hemos pasado hace siglos el momento glorioso en el que nuestros cuerpos serranos aguantaban toda la noche bailando y, tras una ducha rápida, llegaban a trabajar frescos, sonrientes y productivos. Pero resulta que el último grito en eventos es el pre work, o sea, ir a una fiesta antes de ir a la oficina.

Los pioneros de todo esto son los organizadores de “Morning Gloryville”, que te montan una rave con pista de baile, luces, música a todo volumen… de 6 a 9 de la mañana. Lo que viene siendo un after de toda la vida. La diferencia es que en las fiestas de Morning Gloryville también hay sesiones de yoga, mindfulness, clases de Syclo y danzas africanas.

Resultado de imagen de morning gloryville

Y, sobre todo, en Gloryville se cambia el alcohol por café orgánico y zumos naturales.

La fórmula es sencilla: te despiertas, te vas a Ministry of Sound, bailas como si no hubiera un mañana mientras te bebes un zumo de apio y jengibre, y te vas a trabajar. Y, si hacemos caso de los miles de personas que ya han asistido a los eventos de Morning Gloryville en Londres y Nueva York, llegas al trabajo cargado de energía y dispuesto a comerte el mundo.

No seré yo quien niegue que, como mínimo, es un poquitín raro. Pero los diseñadores de eventos tenemos por definición el alma curiosa y ya estoy maquinando poner a mis compañeros de la Escuela Internacional de Protocolo a bailar antes de trabajar.

Recomendaciones express de I Love Protocolo:

Para conocer más sobre las fiestas madrugadoras de Morning Gloryville, aquí está su página web

Para saber si este modelo de evento triunfa en la EIP, atentos a sus pantallas.

Si no se animan con este tipo de eventos, les dejo un artículo del New York Times sobre los hábitos mañaneros de personas exitosas

Señoras y señores, anímense a liberar endorfinas y llegar a trabajar con una gran sonrisa. Aunque sea enero.

Gracias por leerme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s