El príncipe eterno

Hay fiesta en Buckingham, el príncipe heredero cumple 70 años.

Algo suena raro en esa frase. ¿70 años? ¿Príncipe heredero?

Pues sí. Charles Philip Arthur George, príncipe de Gales, lleva la friolera de 66 años esperando para asumir un puesto de trabajo que es posible que le llegue ya superada la edad en la que sus compatriotas se jubilan.

spice-girls-prince-charles-manchester
C´mon Charlie!  Tell us what you want, what you really, really want…

66 años que han visto pasar muchas tormentas. 66 años que han sido testigos de cómo el índice de popularidad del heredero se disparaba tras su compromiso y boda con la dulce Diana, y con los nacimientos de sus hijos William y Harry. Pero que también lo vieron convertirse en el villano oficial de la Gran Bretaña cuando su esposa lloró en televisión al reconocer que en su matrimonio “eran tres, y tres es demasiada gente”.  Tampoco salió bien parado de la estrategia original de la Casa tras el fallecimiento de Diana en accidente de tráfico. El retrato que se pintó entonces en el imaginario popular fue el de un padre frío, poco cariñoso con dos niños tristes que acababan de perder a su madre y a los que todo el país quería abrazar. Excepto él. O al menos, no los abrazaba en público.

El tiempo parece que todo lo cura y Carlos, que cuenta con unos asesores que ríanse ustedes de los Superhéroes de Marvel, que serían capaces de limpiar la imagen del mismísimo Belcebú (o incluso la de Trump) consigue casarse con Camilla. Y consigue que sus hijos posen sonrientes a su lado. Y consigue que el pueblo, poco a poco, comience a aceptar la situación. Los índices de popularidad de la pareja empiezan a remontar, tímidamente al principio pero de manera muy consistente en los últimos tiempos.

Y es que Camilla, que durante años fue Cruella de Vil, la destroza hogares, la culpable de todos los desastres nacionales incluidas las derrotas de la Selección inglesa de fútbol, ha acabado revelándose como un activo importantísimo jugando a favor de la imagen de Carlos. Es una mujer tremendamente inteligente que ha conseguido manejar a la perfección el rol que le ha tocado desempeñar, ganándose a parte importante del público. Aceptando no ser la Princesa de Gales, sino la duquesa de Cornualles. Sonriendo. Me consta que tiene a los periodistas y fotógrafos que cubren sus viajes y actos oficiales comiendo de la palma de su mano. Camilla es una estrella. Quizá no una Supernova como Catalina o Meghan, pero una estrella al fin y al cabo, y su estela hace brillar a Carlos en su laaaargo camino al trono.

MAG-0418-Coup-of-Hearts-SS04
¿Quién nos iba a decir que Camilla iba a acabar siendo un pilar fundamental en la buena imagen de Carlos?

66 años esperando subir a ese trono. No obstante, no se puede decir que este tiempo de espera haya sido mal invertido. Desde luego, no se ha quedado de brazos cruzados. Carlos es un trabajador incasable, que ha recorrido el mundo representando a la reina en actos y viajes oficiales. Un ecologista convencido. Defensor de los valores rurales. En la última década, la Prince of Wales Charitable Foundation ha entregado más de 52 millones de libras en becas y ayudas, consiguiendo que 870.000 personas en riesgo de exclusión accedieran a un puesto de trabajo.

Es cierto que su incansable labor se ha visto oscurecida en ocasiones por su vida personal y que no es reconocida por una parte de los súbditos británicos y por la mayor parte de la opinión pública mundial. Aún le cuesta sacudirse el papel del malo de la película. En cambio, el pueblo adora a William y una gran mayoría está deseando ver a Catalina convertida en reina consorte.

Y ahora, toca confesar: cada vez soy más fan de Carlos. Yo también he experimentado ese viaje emocional de muchos británicos en el que el príncipe de Gales parte como el malo de película y termina siendo aclamado. A mí me ha ganado como practicante del nuevo Protocolo que yo defiendo con uñas y dientes, del que predicamos en la Escuela Internacional de Protocolo. Manteniendo las costumbres y tradiciones pero adaptándose a los nuevos tiempos. Entendiendo que el Protocolo tiende puentes, no pone palos en las ruedas. ¿Un ejemplo de lo que digo? Verle avanzar por la nave central de la capilla de St. George del brazo de una actriz que estaba a punto de convertirse en esposa de su hijo, y a la que las circunstancias dejaron sin nadie que la llevara al altar. Nuevo Protocolo en estado puro. Protocolo como herramienta de Comunicación que lanza o refuerza mensajes sin necesidad de palabras. Explosión positiva en los índices de popularidad de Carlos.

Dr8xrgYXcAARAwS
Fotografía oficial con la que la familia real celebra los 70 de Carlos y nosotros celebramos el nuevo Protocolo. (Foto de Chris Jackson for Getty Images)

La reina Isabel es la soberana que más años ha reinado en la historia británica y Carlos, que lleva preparándose para ser rey desde que tenía tres años, es el heredero que más tiempo lleva a la espera de ponerse la corona. ¿Y si ese momento nunca llegara? ¿Y si Carlos nunca fuera Rey? ¿Y si decidiera, tras despedirse de su madre, retirarse silenciosamente a su granja de Highgrove y pasar sus últimos años pintando y montando a caballo? ¿Y si se marca “un duque de Windsor” y renuncia al trono?

IMG_4923
Oh, mummy dear, ¿no va siendo hora de retirarte a tus aposentos?

Más largo que un día sin pan. Más largo que el primer lunes tras las vacaciones. Más larga que la despedida de los Rolling Stones. La interminable espera de Carlos para subir al trono, el príncipe eterno.

Recomendaciones express de I Love Protocolo:

Para amenizar la espera les recomiendo probar la mermelada de la marca Duchy Organic, fundada por Carlos hace 25 años. ¿Mi favorita? La de blackcurrant.

Si quieren conocer un poco más de este nuevo Protocolo que ya están practicando Carlos y muchos de los miembros de la familia real británica, imprescindible el libro “Modern Monarchy” de Chris Jackson.

Si se aburren esperando, nada mejor que una Carling en el George IV, el pub de mi alma mater, London School of Economics.

Señoras y señores, por el momento tanto Carlos como nosotros debemos seguir esperando.

Gracias por leerme.

firma2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s