El Puzzle

Hace muchos años, durante uno de esos veranos asturianos en los que la lluvia no da tregua, encontré un viejo puzzle de Las Meninas (La Familia de Felipe IV) con un número obsceno de piezas. Despejé una mesa y me dispuse a empezar por la “niñita rubia”. Cuatro tardes después, la infanta Margarita se parecía más a la versión picassiana que a la original. Volaron piezas y el puzzle volvió al armario. Eso sí, de ahí nacieron dos de mis grandes pasiones: el maestro Velázquez y montar puzzles imposibles, aunque ahora ya no juego con piezas de cartón…

Haciendo un fast forward desde aquellas tardes de infancia, ahora me dedico de manera profesional a encajar piezas en el lugar preciso o lo que es lo mismo, a montar eventos.

Al sentarnos frente a un cliente que nos propone un nuevo evento, lo que estamos haciendo, no nos engañemos, es aceptar un saco de problemas. Nuestro trabajo es encajar las piezas de manera correcta para que el puzzle tenga la forma que debe tener.

El organizador de eventos no es el iluminador del escenario (me declaro incapaz de cambiar una bombilla), ni el jefe de catering (soy vegetariana), tampoco son los impresores que producen las invitaciones (la impresora del despacho me odia) ni los que enfocan con la cámara al anfitrión de la velada (cámara réflex?? Qué es eso??).  Pero el organizador de eventos (el buen organizador de eventos, quiero decir) tiene nociones de iluminación, catering y lo que te rondaré morena. Es más, tiene la nada desdeñable tarea de hacer que todos esos profesionales trabajen en harmonía. Sólo así el puzzle quedará como en la foto de la caja.

En la organización de eventos no hay departamentos. Tú lo controlas todo. Para que se entienda, tú, sí tú, eres aquel al que acaban llegando todos los marrones a los que nadie sabe poner solución.

Por mucho que nos empeñemos, si la pieza no va ahí, no va ahí y punto. Si tratamos de encajarla a la fuerza la vamos a estropear y dañaremos las de su alrededor. Si somos muy bestias, igual terminamos encajándola donde no le corresponde, pero el puzzle se va a ver raro (cara picassiana de las Meninas) y, además, vamos a tener un hueco vacío en el puzzle. Por eso hay que ser muuuuuuy suaves con las piezas de nuestro evento, sin forzar (imprescindible en el organizador de eventos: atención al detalle, mano izquierda y paciencia infinita)

Este puzzle, va a dejarnos muchas noches sin dormir (regla número uno del organizador de eventos: “se sabe cuando empiezas pero nunca cuando terminas”). Además, nos va a doler el cuerpo (horas y horas de pie, subiendo, bajando, cargando cajas…es imprescindible que haya un fisioterapeuta en la pandilla del organizador de eventos, he dicho). Los horarios de comida son surrealistas y la batería del teléfono siempre se acaba cuando más lo necesitas (hello Apple!!!)

Si se da el caso  de que el organizador de eventos en cuestión es, además, experto en protocolo como “yours truly”, todo esto lo realizaremos sin correr, gritar y con sonrisa perpetua. A cualquiera se le puede ir la olla en un momento de máxima tensión….pero al de protocolo??!!! Jamás de los jamases!!! “Mira, mira, mucho protocolo pero me ha puesto mala cara!!!”  En fin…

Eso sí, luego está ese momento en el que has colocado la última pieza, te alejas un poco de la mesa y miras, con sonrisa de satisfacción, el puzzle completado. Ese es el momento en el que se va el último invitado, se apagan las luces y el equipo de organización y protocolo se reúne en el bar más cercano a comentar la jugada. Ponemos la última pieza, nos alejamos un poco tener perspectiva y, con sonrisilla de satisfacción y un vodka&tonic en mano, miramos el puzzle completado.

Señoras y señores, bienvenidos a la profesión más bonita del mundo.

Por cierto, el puzzle de las Meninas debe de seguir en lo alto del armario. Quizá uno de estos veranos….

Gracias por leerme,

Marina

2 comentarios sobre “El Puzzle

  1. Marina, sigue con tu blog adelante por favor! Me ha encantado leerte y comprobar que lo que dices es tal cual tras coincidir contigo en el acto del CSD el día 29 oct en en el Teatro Cofidis. Ojala pueda seguir aprendiendo de ti en otras ocasiones este curso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s