De calabazas y Huesitos de Santo

De nuevo 31 de octubre y, además de cerrar mes, vuelvo a verme con opiniones encontradas….

Calabazas versus huesos de santo, o cómo proteger la tradición española frente al producto importado.

Y es que parece que, desde hace varios años, los huesitos de santo, los buñuelos y, mucho más importante, las visitas al cementerio a aquellos que echamos de menos, han dado paso a la calabaza, los disfraces y la juerga.

Y yo, apelando a mi formación diplomática, digo….¿por qué no disfrutar de ambas tradiciones? ¿Son acaso incompatibles?

Pasarlo bien, disfrazarnos de momia y engullir azúcar en ningún caso va a restarle maestría  a Don Juan Tenorio. Pedir caramelos de puerta en puerta no va a molestar a doña Inés en esa apartada orilla en la que nos espera desde hace tres siglos y medio.

Halloween at the White House… ¿qué os da más miedo de esta imagen?

 

¿Celebramos Halloween? OK, ¿qué estamos ‘trayendo a casa’?

Una larga historia contada de manera corta: Halloween es una tradición que celebra el fin de la cosecha. Los graneros están llenos y la supervivencia al invierno asegurada ( celebramos….. ¿no?) Y entonces, ¿los monstruos y los muertos vivientes son realmente necesarios en esta celebración? Pues va a ser que sí, los árboles y las matas celebran su libertad una vez vaciados de los frutos de la cosecha. Eso sí, para los disfraces frikis que veis ya no tengo excusa…

A mí, niña asustazida (mi madre tenía que tunear el cuento de Caperucita Roja de tal manera que el Lobo Feroz quería devorar la cestita de la merienda y no a Caperu)… ¿cómo es posible que me guste tanto la fiesta de los muertos vivientes?

Primero, en mi libro, todo motivo de celebración será bienvenido.

Segundo, mis años viviendo en Estados Unidos me enseñaron que Halloween es, sobre todo, una celebración vecinal. Una excusa para entablar relaciones sociales con los vecinos de mi calle mientras recibo a sus hijos en mi casa y ellos reciben a los míos…me gusta!

¿Existe la posibilidad de unir ambas tradiciones? Propongo dar huesitos de santo rellenos de calabaza a los niños que, disfrazados, llamen a nuestra puerta….

Ahora sin bromas, por encima de todo, sea como sea la manera en la que celebremos esta noche, desde aquí mi recuerdo a aquellos que queremos, echamos de menos y ni olvidamos ni olvidaremos….Y para vosotros calabazas, disfraces, huesos de santo, buñuelos….si puedo tener todo ¿por qué elegir???!!

Señoras y señores, este puente descansen, disfruten y recuerden.

Gracias por leerme,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s